lunes, 1 de mayo de 2017

Micro-reseña: Guardianes de la Galaxia Vol. 2




Micro-reseña: Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Decir que me fascina el género de las óperas espaciales no es ninguna novedad, pues algún relato que otro me ha dado por subir en el blog, y hoy por avatares de la vida he acabado viendo Guardianes de la Galaxia Volumen 2. Esto, en primer lugar, no será una reseña al uso y ni siquiera le voy a dar la extensión que probablemente puede merecerse. Al igual que en muchas otras páginas de cine como filmaffinity, cinemania, fotogramas, etc., voy a ofrecer una opinión de mi percepción fílmica mediante breves pinceladas que espero que ilustre la idea que pretendo transmitir a los lectores que aún siguen sus andanzas por este blog. ¡Ah!, y una cosa más, si eres un sibarita que para ir a contracorriente ve al blockbuster como un elemento de hedor hollywoodiense creo que puedes pasar de leer esto -la vida no está hecha para alimentarla con micro-frustraciones-.

Guardianes de la Galaxia -la primera- tuvo un tráiler brutal que en su época me hizo querer descubrir a sus personajes y desear verlos en acción, pero, por h o por b, no terminé de apostar lo suficiente por verlo en el cine y relegué su visionado en el hogar. La primera película se planteaba como un comienzo lento adecentado con una pequeña carga dramática al inicio y toda una serie de piruetas entre los protagonistas que finalmente convirtieron lo que sería una trama bastante plana con una buena película de aventuras, acción y humor. ¿Y qué nos encontramos en esta segunda parte? Pues más y mejor. Clichés, más y mejores. ¿Personajes? Más humanizados, con ciertas partes socarronas del romanticismo hollywoodense. ¿Humor? Toda una barra libre de surtido desde situaciones torpes, a diálogos ingeniosamente productivos, elementos frikis virales, cameos de actores como Sylverter Stallone -que parece que tendrá un mayor peso en la tercera película, y cada vez que habla al intentar darle un tono “épico” no puedes evitar soltar una carcajada-.

En pocas palabras:

Una ópera espacial bombardeada con un humor incesante, adecentada con una acción que hace alarde de un genuino alarde técnico y personajes divertidos que harán las delicias de quién busque un blockbuster con la mera opción de pasar un buen rato en el cine sin mayores pretensiones que sentirse atrapado y acabar riendo como un condenado.”


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario