lunes, 16 de enero de 2017

El subconsciente de la información



El subconsciente de la información

En sus ojos se vislumbra un opaco y trásfugo deseo,
La tergiversación de toda su razón,
Tras la desmembración de unos cimientos por poleo,
Sin mesura, ni amargor.
En su mente, ya baldía, la techumbre es quebrada,
Las columnas de la coherencia ceden a la estulticia,
Pues el mortero ha perecido ante una mente tiznada,
Y en su interior nada cauteriza.
Sus manos, manchadas de tinta, han perdido el norte,
Toman la pluma, más por mera cortesía que por ingenio,
Y lanzas trazos vacíos,  con cortes,
Embebidos de la vileza y el convenio.
Su mente, pasionaria y evocadora, perece,
Intranquila ante el fin de su protagonismo,
Como una vela que se apaga y esparce,
Presa del alarmismo.
La caja se cierra ante el adiós,
La despedida de un criterio subyugado,
A la más efímera imparcialidad,
Presa de la desinformación.
Solo es un día más en un mundo de medias tardes,
Solo es un individuo más en un mundo comunicado,
Un número que en la red arde,
Por un dato más que trillado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario