miércoles, 23 de noviembre de 2016

Berserk (2016)



Solo apto para veteranos: Berserk (2016)

Hace tiempo que no cuelgo una reseña sobre un anime y me cuesta trabajo poder valorar la genialidad del autor de Berserk, Kentaro Miura, dentro de una sociedad donde la mercadotecnia ha impuesto la normalización y comercialización de la violencia en el mundo privilegiado. El arte de figurativo ha pasado a configurarse como un ente de masas diluido y alicatado para su consumo en las dosis ajustadas para su asimilación sin que resulte un drama. En esta sociedad donde los acontecimientos pretéritos son el juguete favorito de las grandes compañías para cebarse en la violencia hasta el atenuante de conformarse como métodos anti estrés para liberar nuestro sentido más natural y evitar caer en la barbarie. Aun así, los alarmistas ven genialidades como la magna obra de Berserk como medios con los que propagar hipócritamente la decadencia de una sociedad que lleva augurada desde su existencia, y en este punto vengo a realizar un análisis para veteranos y desde el sentido común.

Berserk es una de las 10 grandes obras maestra que el género de novela gráfica japonesa, manga, nos ha obsequiado. No solo por la madurez de sus argumentos sino por la muestra de una psicología de personaje que crece a lo largo de los múltiples tomos hasta moldearlo y conformarlo como una entidad capaz de empatizar con la propia inmersión de una historia moldeada por la iconografía del medievo occidental. El frente de crudeza dentro de una atmosfera de continuo peligro, tensión, violencia y depravación trae consigo un análisis acentuado del período occidental en el que los estamentos estaban teologizados y la supervivencia del individuo quedaba mellada en el sentido de pertenencia a un grupo capaz de tener voz, aunque no relevancia, en el discurrir de la violencia de los acontecimientos que manipulaban y convergían dichas la mentalidad humana para rendirla a la sumisión más profusa generada y sustentada por el terror y el desconocimiento.

Tras tres películas animadas vinculadas al arco ‘La época dorada’, los japoneses se animaron a una continuación, algo fragmentada y aislada, en formato anime. Ahora bien, ¿qué podemos encontrar en Berserk 2016? Violencia, guerra, hambre, epidemia, depravación… Todo el temor de la época oscura ejemplificante, y que se podría resumir en lo siguiente: ‘A peste, famme et bella, libera nos Domine’. Gutz, nos brinda en esta adaptación del manga un espíritu que trasciende la redención para reflexionar sobre la verdadera dicotomía de la dualidad y plantear la existencia de un mundo donde el bien solo es un matiz que surge del mal dentro de un mal que tan solo es un anuncio a la enorme incertidumbre del ser humano y su perpetuo empeño por controlar aquellas fuerzas de la naturaleza que escapan a su manipulación.

En general, la animación pese a no ser de tanta calidad como en las películas dispone de una ejecución limpia, buenos modelados y dibujos bastante explícitos a la hora de mostrar las emociones de los protagonistas. El OST simplemente adecuado para dar toques de terror en momentos puntuales; y la composición final queda orientada hacia dos tipos de perspectivas: un espectador común ávido consumidor de violencia, y un espectador reflexivo capaz de desvelar los entresijos que Miura pretendía transmitir en su manga. Solo podría recomendar este anime a un público adulto y objetivo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario