lunes, 17 de octubre de 2016

La muerte es caprichosa



La muerte es caprichosa

Gwendolyn, la última de las valquirias,
Aguarda pacientemente al magnánimo Odín,
Quién abstraído en su mirada fría,
Le permite, a su pesar, morir.
Oswaldo ha quedado prisionero,
Bajo las garras de la impía muerte,
Sin aguardar con desasosiego,
La esperanza de los que vuelven.
Muertos ahora, vivos ayer,
Gwendolyn corre con presura,
Entre sombras y carne,
Abriendo los despojos que surjan.
Tenues son las luces,
Y escabrosa la celda,
Pero en su interior surge,
El amor que acecha.
Afilada es la lanza,
Que la valquiria empuña,
Pero su bravura, aún más afilada,
Aguarda oculta.
La muerte aparece,
Mostrando sus cegadoras manos,
Ofreciendo macabro trueque,
Y su alma clamando.
Gwendolyn se dispone a luchar,
Depositando su azar en el anillo,
Cuyo recuerdo parcial,
Es símbolo de amor adscrito.
Oswaldo cae presa de la pesadilla,
Dando fuerza a la muerte,
Quien transforma su ser afectiva,
En la desolación que prende.
Gwendolyn logra perforar,
Su más aciago terror,
Pues no dispensa desolar,
Y ofrece a la muerte el temor,
La lanza Psypher desgarra la muerte,
Socavando la unión de vivos y muertos,
Limitando en dicha suerte,
El final de todo sueño.
Oswaldo recobra el sentir,
Y la vida vuelve a emerger.
Gwendolyn se muestra gentil,
Y la eternidad le hace prometer.
Caprichosa fue la muerte,
Cuyas almas en vida ansía,
Para una existencia tornada efímera.


martes, 4 de octubre de 2016

Crimen en Dubai



NEGRO- CRIMEN EN DUBAI
ALEJANDRO COPPERWHITE

Día 2 de abordo, y segunda novela de origen amateur que tengo el placer de leer. ¿Qué puedo decir? Soy un amante de la escritura apasionada, y no es para menos dado el mimo por el sentir de las palabras que me ha transmitido dicha obra. ¿Qué es lo que define esta obra? Estamos ante los peldaños de una trama tan bien hilada que sientes que estás relajado en el último vagón de una locomotora hacia un destino incierto, pero más cercano que lejano.

·         ¿QUIÉN ES ALEJANDRO COPPERWHITE?

Estamos ante un escritor que dispone de una inventiva impresionante dentro de la mentalidad tan altruista que pocos escritores compartimos. Se trata del hecho de compartir nuestras creaciones por el mero hecho de que otros puedan disfrutarlas y recrearse ante situaciones tan inverosímiles como reales.

Alejandro Copperwhite se define de este modo:

A mí me gustaba escribir, y a la gente leer lo que escribo. Supongo que la fusión de ambas situaciones me ayudó a decidirme lanzarme como escritor. Aunque creo que lo correcto sería decir, que al final decidí lanzarme y compartir mis historias.”

Se trata de un murciano cuya última novela “El Feto” ha sido publicada por GRUPO PLANETA. En twitter lo podéis encontrar de esta forma: @ACopperwhite

·         SIPNOSIS

Francisco Valiente Polillos es un chico toledano tan inteligente como gandul que un buen día, y para sorpresa mayúscula de su propia madre, encuentra trabajo como detective para resolver el homicidio cometido hacia un proveedor de nacionalidad española en Dubái. ¿Cómo escapará vivo de todo este embrollo?

·         CRÍTICA PERSONAL

Estamos ante una novela rápida y directa en el que se puede vislumbrar el paradigma del prototípico pensamiento del español medio desenvuelto ante una serie de andanzas que desprenden humor histriónico y sencillo con breves punzadas de misterio encorsetado en un trasfondo que actúa como la excusa perfecta para permitirnos mantener una lectura fiel y sin altibajos.

Los personajes tienen un encuadramiento previamente fijado que se desarrolla en escenas de diálogo en las cuales se narra los paradigmas del pensamiento entre lo occidental y lo oriental para obtener una fondeé cremosa para los labios menos exigentes y capaces de tolerar la lactosa. 

De este modo tenemos un tono tan desenfadado como cortés que nos sitúa ante un entorno idílico para aquellos viajeros que sean capaces de apreciar las virtudes de un buen guion de serie B. Pues las similitudes son más que evidentes, y se puede apreciar como el autor disfruta ofreciéndonos el desarrollo ante un nudo que poco puede dejar a la imaginación. Todo lo narrado tiende a explanarse en un sentido unidireccional donde el final novelado actúa como auto conclusión reflexiva.

La exaltación de la escena con el empleo de expresiones o frases hechas sacadas del contexto español más mundano quizá pueda descolocar al lector extranjero, el cual sin duda tiene en esta novela una fuente de inspiración y recursos para adentrarse en el español más coloquial y su folklore lingüístico.

·         ANÁLISIS OBJETIVO

Se trata de una novela corta, de lectura rápida y unidireccional en cuanto a pretensiones. Realiza un uso excesivo uso de modismos y expresiones coloquiales españolas, y tiene unos personajes que pese a estar encorsetados en estructuras arquetípicas logran mantener un tono de interés desinhibido y con cierta picaresca a lo largo del misterio que envuelve un contexto tratado con mayor profesionalidad pero que no deja de tener un claro acento amateur. Todos estos componentes se encuentran aderezados con un final de escándalo que incrementa notablemente el resultado final de la obra hacia un simplista reflejo de ciertos problemas que unen el paradigma occidental y oriental. Algunas claves de humor a veces resultan un tanto irrelevantes.

·         ¿DEBERÍAS LEERLA?

Sin duda, es algo diferente a lo convencional y puedes pasar un par de horas riéndote con el humor sencillo que se plasma en esta obra.

·         CALIFICACIÓN **1/2


Dios camina descalzo



DIOS CAMINA DESCALZO
LA TERCERA OBRA DE JUAN MIGUEL SÁNCHEZ FERNÁNDEZ

¿Qué puedo decir? Me encantan los escritores amateurs, breves y transmisores. Tras mucho tiempo de lectura comercial, ideológica o de ciencia ficción he sentido por fin que mi mente se sumergía en un terreno acuoso cuyas arenas movedizas son tan densas que difícilmente podía permitir a tus ojos escapar de tal éxtasis. ¿Qué es lo que define a esta obra? Eso es algo que podéis comprobar por vosotros mismos al miraros al espejo, ¿qué estáis viendo? (podéis dejar un comentario al respecto).

·         ¿QUIÉN ES JUAN MIGUEL SÁNCHEZ FERNÁNDEZ?

Juan Miguel fue y es un compañero de carrera y profesión en nuestra labor como historiadores, pero también de vida pues sus ideas, aunque en un principio chocaran con mi forma de concebir el mundo, fueron ocupando un espacio bastante revelador para mi propia madurez intelectual. 

Perteneciente a la localidad de Adra, Almería, este joven apasionado por las buenas artes escritas y las humanidades comenzó a transmitir sus formas en dos obras que analicé hace dos años:

a)    Odio, la enfermedad del hombre. Especie de psicosis desinhibida donde un grupo de estudiantes narran sus peripecias frente a un mundo sumido en un apocalipsis zombi. Dispone de un tono de humor desenfadado que hace su lectura amena y perfecta para cualquier tarde de Domingo. 

b)    Killheid. Antítesis de la novela Tolkiana de fantasía en la que el autor tomó como referencia los escritos de Tracy Hickman y Margaret Weis para traernos la epopeya de lo que sería el villano de cualquier notable saga de literatura fantástica que se precie. Está cargada de humor negro no apto para mentalidades sensibles, y dispone de un excesivo gusto por el detalle al más puro rococó. Aun así, mucho más que disfrutable.


·         SIPNOSIS

Paul Kolkai es un hombre normal, con una vida normal y una familia bastante más normal. Siempre ha vivido de acuerdo a las reglas por las cuales se rige el mundo, sin darle mayor importancia a cuanto sucedía a su alrededor. Un día, tras una dura jornada en la oficina conocerá a Wo, un extraño mendigo, que lo conducirá a un mundo de desconcierto y puro cuestionamiento de la metafísica. Su mundo es un caos… Y ya nada volverá a ser como antes.

·         CRÍTICA PERSONAL

Esta obra se puede considerar como el mayor homenaje de talla indie que se le ha podido conceder a Ray Bradbury en su obra ‘Fahrenheit 451’ o incluso al propio George Orwell en su obra ‘1984’, y, ¿por qué? En sus apenas 130 páginas a cuartilla A5 esta breve novela, que el propio autor ha querido denominar como ‘thriller’, nos encontramos un cuestionamiento de los grandes pilares que rigen la existencia del individuo.

¿Quién soy? ¿Quién eres tú? Todos alguna vez nos hemos sentido presa de los absortos pensamientos que pululan en nuestra mente, a veces intencionados y otras veces asimilados mediante estímulos externos mediatizados por el marketing, y es en ese momento cuando tu propia individualidad sale a relucir. Nuestra propia existencia es el narcicismo que alimenta el ego de un individuo que requiere de imposiciones externas para controlar sus impulsos más primitivos, pero ¿y si no hubiese nada que nos retuviese? ¿Y si simplemente tal cual lo pensamos lo hacemos? Más de un sabio ha mencionado que el ser humano es un animal racional, pero al fin y al cabo es un animal. Un animal curioso, contemplativo y profundamente vanidoso, hasta el punto de concebir la existencia de Dios como un ser capaz de atenuar tus impulsos con el objeto de permitirte saber estar en sociedad.

Muy bien, pues en esta obra se plantea eso, y mucho más. Desde sus inicios se nos muestra la realidad cotidiana a través del prisma de un narrador omnisciente que sigue los pasos de un individuo que no encuentra satisfacción en su propia existencia. En el devenir de los acontecimientos vemos el reflejo de la decadencia social actual, las ideas superfluas que inundan nuestro panorama y el deseo de estatismo que impera en buena parte de nuestra sociedad. De esta forma podemos desgranar la obra en un ensayo sociológico y psicológico que se adentra en las entrañas de la psique del individuo para después trastornarlo, paliar las cuestiones de moralidad y terminar con un final bucólico de fábula y autodescubrimiento interior.

·         ANÁLISIS OBJETIVO

Se trata de una novela corta que juega con el género del ensayo para elaborar mediante la representación de un mundo plenamente descriptivo una realidad capaz de persuadir, engatusar y hacer reflexionar al lector. Todo ello intercalado con diálogos bastante interesantes en los que se hace un buen uso de la retórica.

·         ¿DEBERÍAS LEERLA?

Sin duda, es una lectura corta, amena e interesante. Y… Es gratis. ¿Quieres leerla? Escribe un email a: juanmiguelsanchezfernandez@gmail.com

·         CALIFICACIÓN ***1/2

¿Eres escritor amateur y te gustaría que reseñe tu obra? Pasa por la pestaña: ‘Contacto’, y ponte en contacto conmigo (valga la redundancia).