jueves, 15 de septiembre de 2016

Algo se acerca



Algo se acerca

La niebla es tan tenue como la mente,
Espectadora de inverosímiles hechos,
Culpable de tormentosos pensamientos,
Y hallada en regocijo asecho.

¿Qué atrae al curioso a su encuentro?
Quizá, un impulso interesado,
O más bien anhelado,
Congelado.

Pavor,
Ante un malgastado suspiro,
Y el corazón en sus manos con saña cogido,
¿Qué es sino el temblor regocijante de lo inesperado?

La mente es la pieza clave del sujeto,
Engranaje y mecanismo de conocimiento,
Culpable de ingeniosos cimientos,
Y hallada en perjudicial olvido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario