jueves, 3 de marzo de 2016

Lupin the third OLD



Retro-Anime: Lupin the third OLD

En 1971 el género del anime deslumbró con una superproducción que al cabo del tiempo se haría mundialmente famosa para los ya veteranos  amantes de la animación. La adaptación por parte de Yomiuri TV del manga ‘Lupin III’ creado por Kazuhiko Kato allá por la lejanía de 1967 supuso un éxito en la temática seinen que mezclaba acción y situaciones morales con ligeros toques de humor marcados por la peculariedad de sus personajes.



Su trama se cernía en relatar las aventuras de un variopinto grupo de ladrones dirigido por Arsen Lupin III, nieto del legendario Arsen Lupin producto del escritor francés Mauric Leblanc, que viajan alrededor del mundo haciéndole la vida imposible a la parodia de inspector representado por el inspector Koichi Zenigata, además del revalorizado papel otorgado a la mujer representado por Fujiko Mine que constituye el prototipo de mujer independiente y hábil que mantiene una rivalidad interesada con Lupin.

Lo maravilloso de este anime cuyas tramas suelen ser episódicas se ciñe en el desarrollo de sus personajes bien diferenciados y con un rol definido que dota de un carácter satírico e irrisorio a la realidad planteada para amenizar lo que parece concebirse como una obra de teatro cuya narrativa da virtud al lastrado apartado audiovisual que ha precedido a nuestros días. De esta forma personajes como Daisuke Jigen o Goemon Ishikawa aportan un matiz diferenciador que aleja la obra que en su conjunto constituye Lupin III de la mera parodia adaptativa para contemplar un horizonte de maestría en su faceta reflexiva y de entretenimiento. Y no es para menos pues de la realización de este anime participaron ilustres personajes de la animación japonesa de la talla de Masaaki Osumi y Hayao Miyazaki permitiendo una animación rebosante de carisma gracias a su aparto estético y sonoro.


Ante una renovada reposición de este peculiar personaje tanto real como en anime cabría preguntarse, ¿qué diferencia el anime que va de 1971 a 1980 de los animes de temporadas actuales? ¿El cariño con qué eran concebidos y construidos los personajes? ¿El dibujo imperfecto pero carismático realizado a mano? ¿O es simplemente producto del delirio onírico de un tiempo pasado al que consideramos mejor que el actual? Sea como sea, Lupin III es una obra maestra y atemporal que recomiendo encarecidamente a cualquier amante del humor y la animación. Debemos mostrar una visión rupturista hacia los prejuicios sobre la animación pasada y abrirnos a experiencias que pueden conducirnos a un criterio ordenado y de refinada degustación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario