miércoles, 26 de agosto de 2015

Corazón de melón

Corazón de melón


Ahí va, ahí viene,
Convaleciente cabeza roca,
En cuyos recuerdos retiene,
El argot que sofoca.


En su orgullo inmortal,
Y templanza perecedera,
Torna un corazón legal,
Que en sentidos bruñera.


En sus manos desgarra,
Un gélido semblante,
Impasible como pizarra,
Pero tierno, y bailante.


La mirada aviesa,
Lo busca y encuentra,
En pensamientos lo apresa,
Y en sus sentidos adentra.


Ay, tierno melón,
¿A dónde vas?
Tan dulce y juguetón,

¿Qué buscas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario