lunes, 1 de septiembre de 2014

Btoom!

Btoom!

Doce capítulos de frenesí y fricción psicológica es lo que consigue la primera temporada de Btoom transmitir. Un mundo de videojuego trasladado a una distopía dónde la supervivencia marcará el sentido de la vida. En un mundo dónde la única ley que se rige es la del más fuerte, los escrúpulos quedarán en desajeno y la tensión por alcanzar la libertad será el mayor aliciente de cada uno de los supervivientes a esta macabra odisea.

Con una calidad de dibujo aceptable dentro de lo permisible, y una historia simple Btoom se suma a las distopías que tanto éxito están teniendo en el mundo literario. Los juegos del hambre o la saga divergente logran transmitir una sensación de deja vu, que rompe con la estructura misma de lo que solemos entender por crisis. Son realidades que se caracterizan por satirizar las influencias más nocivas del ser humano, y vindicarlas para en cierto modo tener la desazón de que nuestra realidad puede no ser tan catastrofista. Eso es lo que intenta este anime. Lo intenta. Pero cae, en los tópicos del anime.

Los personajes sufren trastornos de su pasado ya vistos anteriormente en numerosos animes del estilo, y que nada traen de novedoso. Personalidades marcadas pero planas, desde un inicio se hacen entrever las posibles actuaciones de cada uno de ellos. Esa capacidad de deducción les resta profundidad.

Los diálogos en ocasiones inhumanos, y en otras consecuentes, son del estilo que cabría de esperar. No hallaremos nada infrecuente, prodigioso o falto de sentido.


Hacía tiempo que no me ponía a ver un anime, si bien he estado viendo series yanquis y británicas –ejem, Sherlock-, me decidí por su corta duración y en cierto modo me entretuvo. He visto alguno más en el proceso, pero considero que no llegan a lo permisible para tener una reseña. 5’5/10.


No hay comentarios:

Publicar un comentario