domingo, 29 de septiembre de 2013

Viaje a Agartha

Viaje a Agartha

Hace poco descubrí un film de animación oriental que si bien es bastante interesante de analizar, ha pasado bastante desapercibido entre las grandes carteleras dónde abunda la animación occidental, y no toda ella suele ser de tan excelente calidad. Viaje a Agartha es un film de 2011 dirigido por Makoto Shinkai y llevado a cabo por la productora Comix Wave quién dotó el guión de vida propia a realizar tan hermosos modelados a mano, y una nitidez y detalle que poco o nada tendrían que envidiar a los estudios Ghibli. Perplejo en un principio ante su calidad, quedé gratamente sorprendido al ver una calidad y magia que hacía años que no disfrutaba en un film de estas características –desde la princesa Mononoke-, y es que pese a no sobresalir, se disfruta de principio a fin, constituyendo un imprescindible para cualquier amante de la animación –occidental o japonesa.-


Anteriormente otras películas de este director como ‘cinco centímetros por segundo’ mostraron su potencial, pero sin embargo aquí va más allá de las propias involucraciones sentimentales y de las variables para mostrar una mitología viva, un mundo mágico que brilla con luz propia, dónde el transfondo es la vida y la muerte. La maldición que supone es lastre de una perdida, y la bendición de su superación. En este aspecto se muestran varios personajes con circunstancias similares y en cuyo viaje descubrirán aspectos de ellos mismos que van más allá de lo imaginado. Esto lleva implícito ver paisajes grandiosos, animales y dioses, civilizaciones ancestrales que conjugan tradición y tecnología… Pese a tomar la melancolía como base de desarrollo con escenas desgarradoras y hermosas a la par, la iniciativa por la acción y el misterio hace que nos mantengamos en vilo durante los casi 120 minutos de duración.


Desvelar la sinopsis sería en esta ocasión destripar el film, si están interesados, les dejo un tráiler. También un ending bastante emotivo –en perfecto castellano. Adaptado por Fàtima Ayats-.



No hay comentarios:

Publicar un comentario