jueves, 4 de julio de 2013

Angel Beats

Angel Beats


Lo que en un principio comenzó siendo no más que un anime genérico, a lo largo de trece episodios se convirtió en una oda sentimental, una gran historia de amor. Abordando temas trascendentales como la muerte, la vida, la reencarnación e incluso de la existencia o no de Dios, logra crear un clímax filosófico sobre el sentido que podemos dar o no a nuestra vida. ¿Cómo creen que vivimos nuestras vidas? ¿Existe luz en la oscuridad? Imagínense que pierden lo recuerdos y aparecen en un extraño mundo dónde a pesar de adoptar tu propia personalidad y criterios, tu alma y tus recuerdos afloran en ti creando una situación melancólica y de superación. En este punto el anime logra lo que intenta, transmitirnos la necesidad de comprendernos a nosotros mismos, de manifestar nuestros sueños y de que siempre existe un lado bueno de la vida. Todo ello gracias al excelente rol desempeñado por los personajes, y a un final tan currado que te dejará con la boca abierta, pues no es normal en estos tiempos ver algo así, amor hecho anime y alejado de tópicos del género.



El trabajo de los personajes como mencioné es excelente, mostrando distintos tipos de reacción y madurez ante los acontecimientos. El diseño artístico a pesar de ser genérico, está cargado de detalle con personajes bien dibujados. La trama con sus altibajos muestra el aliciente perfecto para mostrar dosis de misterio, sentimientos, reflexiones y romance. La banda sonora acompaña en cada momentos, original, además de las importantes aportaciones de las canciones dentro del anime, cuya letra es bastante original y no dejará indiferente a nadie.





En síntesis, fue un anime que descubrí recientemente, aunque ya lleva un tiempo en red. Empecé viéndolo bastante desconfiado y conforme avanzaba la trama fue absorbiendo, hasta que se constituyó en un imprescindible. 100% recomendable, 10/10.


No hay comentarios:

Publicar un comentario