domingo, 26 de mayo de 2013

Destino

Destino

Siempre una rosa marchita sobre el pedestal.
En ella deposito la virtud de un tiempo pasado,
Siempre fue pasado, nunca deja de actuar,
Nunca cesa en su actitud de lacayo.
Ojos verdes, fieros, intensos, lúgubres.
Labios tétricos, suaves, virtuosos.
Espíritu sereno, remanso de poesía en cauces,
Secreto sutil cuya dulzura corono.
¿Cómo hablar de los hilos de pandora?
Si en tu rostro se dibujan rosas.
¿Cómo expresar una sonrisa con amor?
Si tus lágrimas generan tempestad en la mar.
El presente es ya el porvenir y olvido,
Nada nos impide adelantarnos al futuro.
La elección que siempre fingimos.
El destino que con palabras trunco.







No hay comentarios:

Publicar un comentario