martes, 23 de abril de 2013

La era de los piratas


La era de los piratas

Esta es la semana del shonnen. En mis ratos libres he estado rememorando los mejores momentos de cada uno de los grandes. Ver la batalla de Naruto y Nagato en Shippuden me motivó para escribir una entrada, pero ahora le tocó el turno a One Piece con un manga realizado por Eiichirō Oda que es toda una delicia. Como anteriormente no ofreceré una reseña, sino un juicio de valor.

Monkey D. Luffy no es lo que cabría esperarse un pirata al uso, tampoco encontraremos en este universo la piratería como una reseña histórica. No nos encontramos ante corsarios ingleses atracando navíos españoles por las regiones caribeñas de Jamaica o Cuba tal y como se van a reflejar en el futuro Assassin Creed Black Flag. Es un universo mítico en cierta parte dónde la imaginación tira de leyendas de todas las partes del mundo, desde nórdicas con los gigantes vikingos, hasta paradojas de Dioses en un hipotético cielo en la saga Skypiea. Es un cosmos de bastas magnitudes dónde todo lo absurdo se vuelve real, dónde la imaginación juega un papel esencial, y no existe la palabra imposible. En este sentido Luffy emprenderá un viaje para hacerse con el ‘One Piece’, un tesoro de tales magnitudes que podría cambiar el equilibrio del mundo.

Centrándonos en sus dinámicas sociales, nos encontramos ante un mundo regido por una minoritaria casta de arrogantes nobles que se creen poseedores de todo el mundo conocido, de acuerdo a un pasado común que ha sido extirpado de las gentes, empleando por tanto a una especie de gobierno mundial dirigido por marines para tales propósitos. En medio de esta coyuntura, la violencia no cesa entre la opulencia de la piratería, las rivalidades entre estos, y la aparición de unas frutas conocidas como ‘frutas del diablo’ que conceden poderes especiales a quienes la toman.

Luffy como es común en el mundo del shonnen y sus protagonistas, es un personaje cómico, glotón, idiota, terco y en ocasiones masoca, pero sabe ganarse la simpatía del público pues es divertido, tiene coraje anteponiendo su propia vida a la de sus nakamas, y un sueño que cumplir que es inmenso, pues no solo pretende lograr el One Piece, sino hacer que sus nakamas cumplan sus respectivos sueños.

La calidad del dibujo es excelente, con rasgos acentuados en personajes como Usoop dónde el autor quiso resaltar su procedencia africana, y en general un estilo desenfadado que se vuelve serio en algunas batallas contra los enemigos más fieros. En este aspecto destacar que los flashback son una constante en su desarrollo argumental lo cual nos ofrece un conocimiento de la historia más completo, pero quizás ralentice la acción.

En cuanto a la banda sonora, nos encontramos con la participación de Koji Kondo, que nos ha ofrecido una excelente participación en videojuegos como The legend of Zelda: Ocarine of Time.

Algunos de los momentos más memorables:


En síntesis, si buscas aventuras y aprender ciertos valores este es tu shonnen. Si buscas emoción e intriga este es tu manga. Si buscas un doblaje divertido este es tu anime. Lo que está claro es que no te vas a aburrir. 9/ 10. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario