domingo, 21 de abril de 2013

El juego del zorro


El juego del zorro

Naruto Uzumaki es un nombre que a pocos resultará indiferente, o al menos extraño. No es una reseña lo que vengo a realizar de este manganime tan trillado en Occidente, tan solo una valoración a juicio propio. La historia del joven portador del Kyubi Kurama o zorro demonio de nueve colas se dispone de dos arcos temporales que constituyen series independientes al uso.

En Naruto vemos la historia de un marginado, una persona marcada por la sociedad desde su nacimiento, que pretende iniciar el camino del ninja con el objetivo de crear lazos en la aldea que le permitan crecer como persona, y en el fondo lograr su aceptación. Todo esto entrecogido en un mundo de ninjas dividido en países feudales cuyas potencias militares se rigen por aldeas ninjas que estructuran el equilibrio del mundo, y un personaje cómico, patoso, algo terco e idiota, pero bastante decidido que logrará alcanzar lo que se proponga, incluso ser Hokage –algún día- .

En Naruto Shippuden nos encontramos a un personaje más maduro que poco a poco va a ser consciente de la fuerza que alberga para recuperar los lazos de un compañero que perdió por causa de la ceguera y la ira, e iniciará el camino para lograr reestructurar la paz a nivel mundial, ante asociaciones e individuos movidos por la venganza personal, que pretende convertir el mundo en un caos constante, una lucha por la supervivencia de las naciones, dónde las aldeas ninjas sólo sirvan de instrumento de devastación.
La banda sonora es épica a proporciones, y la calidad de dibujado presenta una palpable mejoría en la segunda serie, siendo la primera de esta principalmente relleno en lo referente al anime, no ocurre lo mismo con el manga, dónde el dibujo y la ambientación de Masashi Kishimoto es simplemente espectacular.

Algunos de los momentos más impactantes:



En síntesis, es un anime al que merece la pena darle una oportunidad. Pues cuenta –principalmente en Shippuden- con un arco emotivo muy bien logrado, y deseoso de alcanzar el trono espiritual de otros shonnen en Occidente, como pudiera ser Bola de Dragón, One Piece, Shaman King o Bleach.

8/10, te entretendrás con él, y su historia te absorberá. El relleno repetitivo en elaboración quizás reste intensidad, lo que le resta calidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario