domingo, 14 de abril de 2013

An hero for the night


An hero for the night

Letanía de sórdidos vinos entre la penumbra,
 De la decadente realidad.
El artista indeciso dota al cuadro de sombras imperfectas,
 Que se bifurcan al ritmo de un irlandés.
¡Oh, romanticismo!
¿Dónde quedó tu legado?
Legado impersonal de un pasado que nunca fue,
De un futuro que dicta de ser escrito.
Escribo una oda a la luna,
Un dibujo a la eternidad,
Y un sentido a la ignorancia.
Absurda frente de virtud,
Crónica de todo saber.
Misterio profano de verdad,
Coloquio de lo absurdo.
No es sangre lo que brota de mis venas,
No es carne en lo que reposa mi espíritu.
Mi alma torna en descanso,
En la profundidad de mi escritura.
¿Quién soy yo?
Un héroe.
El figurante compromisario,
 De un anónimo indeciso.
Me asaltan dudas,
Siento nostalgia,
Melancolía de un presente,
 Que acaba de perturbarse.
¿Quién eres tú?
Pasado Dionisio,
Deja a las golondrinas alzar en vuelo.
Monstruo figurado,
Desdén de evasión.
Tengo los ojos entornados,
La mirada cabizbaja,
Y pienso,
¿Acaso no fue más que un sueño?
El jinete caminaba,
Sobre pulimento dorado.
La musa se posaba,
Sobre dinteles pérfidos.
Las palabras recorren,
Un sustrato de pertinente realidad.
Feroces mandíbulas y ojos oscuros,
Dibujaban un rostro fantasmal.
La noche entre fría y pesambrosa,
Se envolvía de un corrupto candelabro.
Un héroe para la noche,
Una noche perturbada.

2 comentarios:

  1. Gracias, esta mi crónica sobre la noche del Sábado.
    Creo considerar que expresa más de lo que hubiese hecho en prosa.

    ResponderEliminar