lunes, 4 de febrero de 2013

11 Eyes


11 Eyes

En un mundo donde los grandes animes imperan, surgen pequeñas historias como esta “11 eyes” desarrollada a lo largo de 12 episodios y una ova. Adaptación de una novela visual “Tsumi to Batsu to Aganai no Shojo”, cuya adaptación al manga fue desempeñada por Naoto Ayano. Comentaré su versión anime del género Seinen.



La vida de Satsuki Kakeru es un claro ejemplo de melancolía. Tras perder a su hermana, empezó a adoptar una actitud vacía y evasiva con respecto al mundo. Criado en un orfanato la oportunidad de conocer Yuka le hacía volver a la normalidad. Como si esto no fuese ya suficientemente problemático, un día el cielo se volverá rojo, y la luna se alzará negra. La gente desaparece, y una dimensión paralela se abre entre ellos. En este mundo no existen las personas, solo monstruos sedientos que aparecen de forma temporal de manera progresiva. Es aquí cuando encontraran a otras personas implicadas en este fenómeno en un juego de supervivencia para el que contaran con una serie de poderes especiales.


La historia no muestra nada innovador, incluso la narración es muy común, pero dispone de importantes giros argumentales bastantes llamativos, y dada su escasa duración hará que resulte de un soplo entretenido para el receptor. El diseño de los personajes cumple bastante con las expectativas mostrando una evolución relativamente trabajada, y el típico romance. El aspecto sonoro no es épico, pero sí acertado.



En síntesis, 11 Eyes es un anime que no destaca en ninguno de sus apartados, pero que os entretendrá un rato con propuestas interesantes, y que aconsejo ver junto a una buena taza de chocolate.



No hay comentarios:

Publicar un comentario