jueves, 20 de diciembre de 2012

El hobbit


El hobbit

Con motivo del estreno cinematográfico de la nueva trilogía de Peter Jackson sacada de la novela de “El Hobbit”, cuento de hadas alumbrado como el prefacio de la archiconocidas novelas que dieron luz  a la franquicia de “El señor de los anillos”, realizaré una pequeña reseña sobre este universo fantástico.




·         Consideraciones sobre al autor y sus obras

El autor intelectual de este mundo imbuido por la fantasía John Ronald Reuel Tolkien fue filólogo,  catedrático de Oxford y amigo cercano de C.S. Lewis autor de las fantásticas novelas ambientadas en el universo de Narnia y que beben de muchos conceptos teológicos para su composición, además de una concesión de épica y gesta compartida con Tolkien.

Sus obras, ambientadas en un mismo universo de corte medieval europeo y fantástico, siguiendo un análisis a consciencia nos permiten destacar aspectos clave de su pensamiento. Como católico romano, influyendo en Lewis que pasó del ateísmo al cristianismo cosa que se aprecia en la primera y última de sus obras, concibió el Silmarillion obra de profuso contenido teológico que presenta una consciencia histórica que gesta su desarrollo en una idea de providencia divina. Esta obra es tratada como la Biblia del Medio, todo acontecimiento relatado sobre la creación de la tierra media procede de una instancia suprema, intangible y creadora que es la que rige la voluntad de todo ser vivo. En este sentido sus obras muestran una profunda dicotomía entre el bien y el mal.

En cuestiones políticas, Tolkien, se continuaba guiando por un pensamiento católico y dogmático vinculado a la moral que le llevó a adquirir puntos de vista predominantemente conservadores. Esto le llevó a profesar un profundo desprecio por Adolf Hitler y su concesión de raza aria. Con el paso de los años, su conciencia le perfiló la política como un medio regido por pretenciosos y jactanciosos dirigentes, muy alejados de la moral católica, y por tanto llego a concebir un proyecto de monarquía inconstitucional o anarquismo estructural, es decir, la abolición de opresivas formas estatales no guiadas por los preceptos morales del catolicismo romano.

Entre sus otras e importantes obras destacan cuentos de hadas escritos a sus hijos como Cuentos desde el reino peligroso o la épica historia de Los hijos de Hurin, fragmento alargado que aclara el final de la tierra media de Tolkien aclarados en sus escritos y que nos retrotrae a las primeras edades. En este sentido mi análisis se centrará en la obra de El hobbit, libro que deguste de pequeño y releí en multitud de ocasiones.

·         Análisis literario del Hobbit

El arco narrativo central se encuentra enmarcado en el tesoro que albergar el dragón Smaug, y cómo una rapiña de enanos, junto a un hobbit, y en ocasiones contando con la ayuda del mago, logran recuperar el tesoro, soltear los peligros, vencer el miedo que inspiraba el dragón; culminando todo ello con una gran guerra que significará el presagio de lo que estaría por acontecer en la Tierra Media con posterioridad.

Los personajes principales son:

Bilbo Bolson: un hobbit, gente menuda y gruesa, de más de 50 años, que lleva una vida tranquila, elegante y pausada, hasta que un día recibió de manos de un viejo mago un periplo que cambiaría el devenir de los acontecimientos que regirían su vida, hasta encumbrarse como un héroe mítico.

Es el prototipo de héroe mítico que rompe con el canon de héroe vigoroso, para establecerlo como un vividor de escasos conocimientos sobre el mundo más allá de la comarca, inseguro, torpe… Pero resaltando el gran ingenio que tiene para soltear toda traba que se le presenta por el camino. Dispone de la pretensión de acabar con la misión, siendo fiel y leal.

Gandalf: un mago, con apariencia de anciano, que lleva un bastón y un peculiar sombrero puntiagudo, una larga barba, una capa... Ante todo destaca por su sabiduría del mundo que le rodea, sus habilidades mágicas, sus conocimientos sobre todo tipo de lugareños… Y su aparición fortuita en momentos de extrema necesidad. Es un personaje que en esta obra esconde gran misterio, pues no se saca a ciencia cierta el contexto del cuál procede.

Gollum: criatura encorvada, desaliñada, pálida… corrupta. Tiene una mente perversa vinculada a la influencia que el anillo tuvo en él, marcándole una personalidad peculiar, un tanto bipolar. Es vengativo, su aparición es breve pero acertada, y muestra un carácter muy vengativo. Sus acertijos hacen pensar que tiene cierto raciocinio, algo de lo que se ve carente en las novelas posteriores, pues solo muestra un ser movido por impulsos.

Smaug: dragón, principal antagonista de la historia. Caracterizado por su aspereza y ambición. Es un personaje consumido, corrupto, cuya conducta no se ve doblegada.

Enanos: Balin, Dwalin, Kili, Fili, Dori, Nori, Ori, Gloin, Oin, Bifur, Bofur, Bombur y el líder Thorin (Escudo de Roble).  Compañeros de aventuras de Bilbo, los cuáles acabaran reconociendo su valía, y de cómo gracias a su ayuda alcanzaron el ansiado tesoro.

La narración de esta obra es en 3ª persona, mediante el empleo de un narrador omnisciente que conoce los sentimientos y pensamientos de cada personaje. El tiempo de esta obra transcurre en la 3ª Edad con palabras propias del contexto en que Tolkien escribió la obra, una abundancia de adjetivos e incluso la presencia de fragmentos de canciones, que pueden ser considerados como poesía dentro de esta gran prosa.

En síntesis, esta obra constituye un espectacular cuento de hadas que cuenta con todos los factores para ser enorme: épica, aventura, misterio, acción…, y todo ello sin demasiada violencia, cosa que si se ve acrecentada en la obra “los hijos de Hurin”, y dónde cada capítulo es una pequeña aventura enmarcada en otra aún más grande, la búsqueda del tesoro.

Por último me gustaría reseñar la existencia de un juego sobresaliente que salió para la plataforma Playstation 2 titulado “The hobbit” (está en castellano), y que para mi constituyó un título imprescindible, debido a la fidelidad de la plasmación de la obra, y sus temática jugable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario