miércoles, 7 de noviembre de 2012

La tragedia de Shakespeare - Romeo y Julieta -


La tragedia de Shakespeare – Romeo y Julieta –

William Shakespeare a día de hoy es un reconocido poeta y dramaturgo inglés nacido en el Estado de Warwickshire en 1564. Su figura se dibuja en nuestra mente como un maestro que creó escuela dentro de la producción literaria de corte renacentista que concibe el avance de la humanidad con una connotación progresista que exalta la inteligencia individual del ser humano como medio de alcanzar un estado de plena felicidad.


Entre sus numerosos trabajos y obras mi atención especial recae en “Romeo y Julieta” que vio la luz al público anglo de la época en torno a 1591- 1597 – dada las discrepancias y falta de documentación, no se tiene en cuenta cuando fue publicada por vez primera -.


Esta obra de ficción literaria queda enmarcada dentro del género dramática ya que representa un episodio de conflictividad de los seres humanos a través del empleo del diálogo como recurso de la acción. Por ende queda vinculado al subgénero de la Tragedia.

Es una obra no exenta de figuras literarias como la reiteración “ponle sonido de plata/ ponle sonido de plata”, el epíteto “vieja rancia libre” o la paradoja “pluma de plomo”, que da forma a un lenguaje burgués, elitista y elegante con una alternación de presente, pretérito y futuro que dan mayor énfasis en el tono trágico- romántico.


  Argumento. 

Su trama queda desarrollada en torno a la urbe renacentista de Verona que se ve expuesta ante la pugna de dos dinastías, los Montesco y los Capuleto, por el control. Esto genera una inmensa espiral de corrupción y sufrimiento. En este contexto Romeo Montesco aparece sin ser invitado a un baile organizado por la familia Capuleto, entrando en escena la joven Julieta Capuleto. Su esbelta belleza ocasiona la llegada ingrata de un amor. Con el paso del tiempo ambos deciden casarse en secreto, y profesar con libertad y profundidad su amor indistintamente de dónde provenían.

¿Qué resplandor se abre paso a través de aquella ventana?
¡Es el Oriente, y Julieta, el sol!
¡Surge, esplendente sol, y mata a la envidiosa luna,
lánguida y pálida de sentimiento porque tú,
su doncella, la has aventajado en hermosura!
¡No la sirvas, que es envidiosa!
Su tocado de vestal es enfermizo y amarillento,
y no son sino bufones los que lo usan,
¡Deséchalo! ¡Es mi vida, es mi amor el que aparece!…
Habla… más nada se escucha; pero, ¿qué importa?
¡Hablan sus ojos; les responderé!…
Soy demasiado atrevido. No es a mi a quien habla.
Do de las más resplandecientes estrellas de todo el cielo,
teniendo algún quehacer ruegan a sus ojos
que brillen en sus esferas hasta su retorno.
¿Y si los ojos de ella estuvieran en el firmamento
y las estrellas en su rostro?
¡El fulgor de sus mejillas avergonzaría a esos astros,
como la luz del día a la de una lámpara!
¡Sus ojos lanzarían desde la bóveda celestial
unos rayos tan claros a través de la región etérea,
que cantarían las aves creyendo llegada la aurora!…
¡Mirad cómo apoya en su mano la mejilla!
¡Oh! ¡Mirad cómo apoya en su mano la mejilla!
¡Oh! ¡Quién fuera guante de esa mano
para poder tocar esa mejilla!

Julieta
¡Ay de mí!

Romeo
Habla.
¡Oh! ¡Habla otra vez ángel resplandeciente!…
Porque esta noche apareces tan esplendorosa sobre mi cabeza
como un alado mensajero celeste ante los ojos extáticos y maravillados
de los mortales, que se inclinan hacia atrás para verle,
cuando él cabalga sobre las tardas perezosas nubes
y navega en el seno del aire.

Julieta
¡Oh Romeo, Romeo! ¿Por qué eres tú Romeo?
Niega a tu padre y rehúsa tu nombre;
o, si no quieres, júrame tan sólo que me amas,
y dejaré yo de ser una Capuleto.

Romeo
(Aparte) ¿Continuaré oyéndola, o le hablo ahora?

Julieta:
¡Sólo tu nombre es mi enemigo!
¡Porque tú eres tú mismo, seas o no Montesco!
¿Qué es Montesco? No es ni mano, ni pie,
ni brazo, ni rostro, ni parte alguna que
pertenezca a un hombre. ¡Oh, sea otro nombre!
¿Qué hay en un nombre? ¡Lo que llamamos rosa
exhalaría el mismo grato perfume con
cualquiera otra denominación!
De igual modo Romeo, aunque Romeo no se llamara,
Conservaría sin este título las raras perfecciones que atesora.
¡Romeo, rechaza tu nombre;
y a cambio de ese nombre, que no forma parte de ti,
tómame a mi toda entera!

Romeo
Te tomo la palabra.
Llámame sólo “amor mío” y seré nuevamente bautizado.
¡Desde ahora mismo dejaré de ser Romeo!

Julieta
¿Quién eres tú, que así, envuelto en la noche,
sorprendes de tal modo mis secretos?

Romeo
¡No sé cómo expresarte con un nombre quien soy!
Mi nombre, santa adorada, me es odioso,
por ser para ti un enemigo.
De tenerla escrita, rasgaría esa palabra.

Julieta
Todavía no he escuchado cien palabras
de esa lengua, y conozco ya el acento.
¿No eres tú Romeo y Montesco?

Romeo
Ni uno ni otro, hermosa doncella, si los dos te desagradan.

Julieta
Y dime, ¿cómo has llegado hasta aquí y para qué?
Las tapias del jardín son altas y difíciles de escalar,
y el sitio, de muerte, considerando quién eres,
si alguno de mis parientes te descubriera.

Romeo
Con ligeras alas de amor franquee estos muros,
pues no hay cerca de piedra capaz de atajar el amor;
y lo que el amor puede hacer, aquello el amor se atreve a intentar.
Por tanto, tus parientes no me importan.

Julieta
¡Te asesinará si te encuentran!

Romeo
¡Ay! ¡Más peligro hallo en tus ojos
que en veinte espadas de ellos! Mírame tan sólo con agrado,

Julieta
¡Por cuánto vale el mundo, no quisiera que te viesen aquí!

En escena entra Mercutio, mejor amigo de Romeo, en duelo con Teobaldo quién le causa la muerte. Romeo lo venga ocasionándole el destierro por parte del príncipe de Verona. Romeo se encuentra desesperado, porque estará separado de Julieta, pero Fray Lorenzo le aconseja escape a Mantua, hasta que pueda ser publicado su matrimonio con Julieta y se reúna con ella.

Esta situación sería aprovechada por el Conde de Paris para pedir la mano de Julieta en matrimonio. La impotencia de aquella situación la llevaría a optar por el empleo de un elixir que la sumiría en un estado cataléptico, similar a la muerte.

Por su parte Fray Lorenzo envía un mensajero a Romeo para que venga a por Julieta en el momento de su despertar. Este mensaje nunca llega a Romeo, quién convencido por la desdicha de Julieta llega a la cripta de los Capuleto, y bate en duelo con el Conde Paris, resultando como vencedor. Besa a Julieta y toma veneno, falleciendo a los pies de su amada. Al despertar Julieta y ver a su amado muerto lo besa y toma su puñal, muriendo a brazos de Romeo.

Ah, aquí me entregaré a la eternidad 
y me sacudiré de esta carne fatigada 
el yugo de estrellas adversas.

¡Ojos, mirad por última vez!
¡Brazos, dad vuestro último abrazo! 
Y labios, puertas del aliento, ¡sellad con un beso 
un trato perpetuo con la ávida Muerte!

Tras la trágica muerte de los amantes Fray Lorenzo revela la verdad ante el Príncipe de Verona, sellándose la paz entre las dos grandes familias rivales, Montesco y Capuleto.

El autor nos transmite la idea de un amor eterno, imperecedero que combinado con el odio conlleva a un desenlace trágico e inesperado. Se establece el amor como vía de pacificación de cualquier tipo de conflicto, introduciéndonos en contacto con el florecimiento de nuestros sentimientos. Por tanto, la idea principal queda articulada a la fuerza del amor y las últimas consecuencias que ello acarrea.

Dada la pasión que desprende, el increíble mimo con el que se ha dotado a los personas de cualidades humanas y racionales hasta su última expresión y al carisma de los mismos Romeo y Julieta constituyó un éxito sin precedentes, contando con adaptaciones fílmicas entre las que destaco el film: “William Shakespeare’s Romeo and Juliet”.

Trama.

En Verona Beach se producen los enfrentamientos entre las familias más poderosas, Montesco y Capuleto, cuyo objetivo es pugnar por el control de la ciudad. En medio de una fiesta destinada al compromiso de Julieta con el hijo del gobernador Dave París se conocerán Romeo y Julieta consolidando un amor que terminará en tragedia.


Esta adaptación moderna del clásico de Shakespeare nos encontramos ante una reinvención escenográfica de la trama, con una curiosa e innovadora puesta en escena.

Sin embargo, la adaptación más innovadora corresponde a la adaptación realizada por el mangaka Reiko Yoshida en su manga “Romeo x Juliet”. Manga convertido en anime por el estudio Gonzo bajo la dirección de Fumitoshi Oizaki, y estrenado públicamente en la cadena CBC el 4 de Abril de 2007.


Esta adaptación relata con una estética ambientada en la ciudad de Neo Verona, especie de ciudad flotante con tintes renacentistas y neoclasicistas dónde se desarrolla la historia, cómo la tiranía reina durante 14 años, el mismo tiempo que los Montesco masacraron a los Capuleto e instauraron un poder de tintes despóticos y tiránicos. 



Dentro de este marco destacamos a los dos personajes principales:

-          Julieta  Fiammatta Asto Capuleto. Hija de los difuntos duques de Neo Verona, y única superviviente de su familia. Se oculta en el teatro de Neo Verona bajo la protección de William y bajo una apariencia masculina, Odín, qué será conocido como el torbellino rojo. Se siente enamorada por Romeo desde que le salvó la vida.

-          Romeo Candorebanto MontescoHijo del Duque Montesco y sucesor al trono de Neo Verona. Como noble monta a un Pegaso llamado Cielo. Está obligado a casarse con la joven Hermione, pero está completamente enamorado de Julieta, una vez que la conoce se preocupa por la fechorías de su padre y reniega de ser un Montesco.


Puedo resaltar que es de los mejores animes que he tenido el placer de contemplar, un anime que podría ver sucesivas veces, y siempre acabaría sorprendiéndome. Él fue quién me llevó a conocer a Shakespeare, leerlo y conocer gratamente sus obras, entre ellas la que analizo en este articulo.

A pesar de que comparte arco argumento con la obra de Shakespeare, te transmite a una nueva dimensión que te permite evadirte a un mundo de intrigas, traiciones y sentimientos desmedidos dotándola de nuevas perspectivas y un enfoque de los acontecimientos lo suficientemente innovador como para mantener la intriga hasta el final, acción conseguida al finalizar cada uno de los veinticuatro episodios de este anime.




Los numerosos toques de fantasía, las alegorías y analogías de la obra principal, y la impresionante banda sonora elevan a este anime a una categorización de obra maestra.




"En la vida y en la muerte...
eternamente juntos".





No hay comentarios:

Publicar un comentario