miércoles, 31 de octubre de 2012

Pesadillas en Halloween

Es una fría mañana de Octubre. La último quizás que llegaré a vivir si llega a cumplirse la profecía Maya. Acabo de dar fin a un desayuno más escaso de lo que habitúo a realizar. Solo en el comedor, con los pies apoyado en el guardafuegos, junto a una mesita que había arrimado al hogar y en la cual había diversas obras de Edgar Allan Poe, tomos de Walking Dead o simiescas sombras que recordaban a extraños seres; confesaré, por tanto, que me sentía un tanto estúpido. Me esforzaba por despabilarme mientras mi mente imaginaba un mundo macabro y bizarro. En ese instante recordé que debía de plasmar todos aquellos pensamientos, darles forma, y crear una estructura.



Sangre, viceras, misterio... una explosiva combinación que me hizo recordar un film, el enigma del cuervo, que paso a continuación a reseñar:




John Cusak, Luke Evans y Brendan Gleeson bajo la dirección de James Mcteigue dieron vida a un conjunto de macabros misterios saldados con las vidas de muchos inocentes, y para cuya resolución tuvieron que dar rienda suelta a la imaginación y el raciocinio dentro de un ambiente victoriano de tintes barrocos.

En el Baltimore del siglo XIX el detective Emmett Fields deberá deducir algo sorprendente. Una cadena de asesinatos se está perpetuando tal y como son escritos en los relatos del periódico local, cuyo autor es Edgar Allan Poe. Paria social, y sin futuro este escritor será sospechoso de asesinato y no le quedará mayor alternativa que colaborar con las autoridades locales. Cuando todo apunta que alguien muy cercano a Poe puede convertirse en la siguiente víctima, ya hay demasiado en juego, recluyendo a un juego deductivo de tintes trágicos, en el cual entregará su propia vida por la de su amada.

En síntesis, este film constituye un híbrido de drama gótico, historia romántica y asesinatos en serie con algunas escenas de atmósfera bastante logradas que se conjuntan con la excelente interpretación de John Cusack como Edgar Allan Poe,

No todo el terror tiene por que ser bizarro. El terror literario de la mano de Stephen King en obras como "Carrie" nos guía en un sendero unidireccional hacía un mundo fascinante y perturbado.

Carrie Withe es una joven poco común que vive con su madre en una pequeña ciudad donde dónde todo el mundo se conoce. Su madre, fanática religiosa con ciertas perturbaciones mentales, la crió de forma severa y acorde a los designios de la divina providencia.

Esta vida tan estricta la situará en el franco de burlas de sus compañeras de colegio, quienes la denigran y la consideran como friki.

Todos estos problemas a los que debe hacer frente cristalizaron en el período de su menstruación. Su inexperiencia en este tema debido a que su madre lo consideraba como algo indigno de Dios que tan solo acarreaba el pecado la llevó a sumirse en la desesperación y sentir la humillación de sus compañeras.

Tras ese incidente Carrie empezó a desarrollar poderes telequinésicos. A partir de este momento la historia se centra en su vida y la de dos compañeras: Sue y Chris. La atmósfera de terror se dibuja en el momento de llegada al baile de graduación. Haciendo uso de sus poderes tomará carta de venganza contra toda la ciudad, en especial con su madre.

En síntesis, estamos ante una historia tópica americana, sencilla y leída con fluidez cuyo tema entronca con el rechazo social y sus consecuencias psicológicas. Sus personajes son planos y el final es fácil de predecir gracias a los recortes de periódico. Pero si nos alejamos de estas cuestiones y logramos fusionarnos con la atmósfera que transmite King lograremos perpetuarnos y llegar a experimentar toda la serie de situaciones macabras vividas.

Dentro del género Anime hay una serie de terror con un ritmo algo lento pero expectante  que sabe captar la atmósfera de misterio a cada capitulo que avanza. 

En another la historia se centra en una clase maldita y en una cadena de muertes inevitables. Hace 26 años en el aula el aula de tercero de secundaria asistía Misaki que era una compañera bastante popular... pero tras su muerte, sus compañeros decididos a no olvidarle siguieron actuando como si siguiera viva, como si nunca hubiera muerto.

En la primavera de 1998, Koichi Sakakibara es transferido a esa clase siendo participe del ambiente de terror que se palpaba en aquel lugar, especialmente con esa tal Misaki que contempla en el fondo, de forma solidaria y repudiada por sus compañeros.



Este anime producido por P.A. Work y dirigido por Tsutomu Mizushima como adaptación a la novela de terror y misterio planteada por Ayatsuji Yukito puede parecer lenta en un principio, pero conforma avanzamos nos vemos envueltos en un mundo fantástico conjugado con una historia siniestra que nos causa cierta situación de angustia, un tanto incomoda, al no poder predecir quién será el próximo en morir o dónde se esconde el culpable de todo mal. Los giros argumentales posibilitan este hecho, manteniendo una intriga constante hasta el mismo final.

En definitiva, es un anime de terror meticuloso y muy medido, con una trama apasionante y un final digno con tintes un poco orientadas al género gore. Es corto, y ameno. Si estás pensando en un anime que te mantenga en vilo y te cause cierto pavor, sin duda, este es tu anime.

Film, literatura, animación... algo no me cuadra. ¿Está pesadilla no piensa acabar? Como diría Stefan Zweig "no basta con pensar en la muerte, sino que se debe tenerla siempre delante. Entonces la vida se hace más solemne, más importante, más fecunda, más alegre." A lo que conjunto una aportación del gran Espronceda: "¡Sentenciado estoy a muerte! Yo me río: no me abandone la suerte". - De repente parece que una idea vislumbra mi cabeza - Por supuesto, detrás de la muerte, están los zombies. ¿Cómo si no íbamos a conquistar el mundo de los vivos?

¿Qué es un zombie? Diariamente me cruzo con miles de ellos por las calles. Aquellas personas fecundas en el ocio mundano, los vicios, el alcohol... pierden su mentalidad, su raciocinio, dejan de ser humanos. Yo mismo me considero un zombie en cuanto a mi apego a diversos bienes o circunstancias personales, pero ese es otro tema que abarcaremos, quizás, en otro momento.

Con respecto a la temática zombie vengo a reseñar una serie archiconocida por este mundillo "The Walking Dead", que supuso una adaptación de la serie de cómic homonima creada por Robert Kirkman y Tony Moore.



The Walking Dead nos cuenta como Rick Grimes, un policía Norteamericano oriundo de Kentucky, después de un incidente acaecido en cumplimiento del deber, despierta de su estado de coma para encontrarse con que el mundo ha sido arrasado y que en lugar de personas hay una increíble cantidad de cadáveres rondando por todas partes y deseosos de carne fresca.
Ante este apocaliptico panorama, Rick emprende la búsqueda de su familia. Con el paso del tiempo se muestra un Rick mas curtido y falto de sensibilerias que se unirá a un grupo de personas en busca de un lugar donde establecerse para poder hacer frente a la amenaza zombie que les acecha.
Aunque en principio la causa de la aparición de los zombies no se revela estos pasan en números posteriores a jugar un papel secundario, dando lugar al desarrollo humano y personal de los personajes y a las diferentes formas de enfrentarse ante este panorama de persecución, muerte y destrucción que han provocado los zombies.

Es pronto para realizar una crítica detallada y profunda sobre esta serie, pues son escasos los capítulos y cómic que he leído sobre aquella. Por ahora, es altamente recomendable para los amantes de los zombies pues supone una historia más humana, alejada de la percepción irrealista establecida por Resident Evil.

Esta pesadilla me atormenta, enarbola mi alma, me pide revitalización. Hoy, hoy es la noche de los muertos vivientes, la víspera de todos los santos, el retorno de un mundo de fantasía. Os deseo una próspera noche, espero que abundante en sustos. 

- Acabo de despertar, y me siento confuso. Hace frío, y ¿qué es eso? Maldita mi suerte ...-








No hay comentarios:

Publicar un comentario